lunes, 22 de mayo de 2017

¡NARICES!


Texto: Ana Rábano
Ilustraciones: Maxi Luchini
Editorial: SM (Colección Barco de Vapor)

Argumento
Nico ha tenido un grave accidente en la bañera y ha perdido su nariz. Pero a grandes males, grandes remedios. Así que decide colocarse el grifo de la bañera. La verdad es que resulta muy útil tener una nariz que te da agua siempre que lo necesitas, pero no tanto cuando provocas una inundación en el patio del colegio. Nico finalmente quiere recuperar su nariz pero ¿lo conseguirá?

Valoración
Ya sé que este blog suele tratar de álbumes ilustrados, pero esta semana toca libro. Me apetecía cambiar un poco de aires y este pequeño libro me dio de pronto en las narices (nunca mejor dicho). Se trata de un libro cortito, de 49 páginas pero con muy poquito texto, ideal para niños de 6 o 7 años. El planteamiento inicial del argumento es francamente divertido, y las situaciones en las que se mete Nico con sus narices os sacarán una gran sonrisa. Es a mitad del libro cuando veo forzado un poco el argumento con la aparición de un personaje mágico y tampoco me entusiasma demasiado la falta de lógica en ciertos momentos de la historia. Siempre he defendido que la fantasía y la imaginación en las historias deben estar de la mano de desarrollos coherentes, ya que los niños son jueces más sabios de lo que pensamos y no basta con argumentar todo con la magia. No obstante el argumento engancha y nos deja con ganas de más historias con narices diferentes.
Aunque para mí lo mejor de la historia son las ilustraciones. Desde que SM cambió el formato de sus colecciones, podemos encontrar libros como éste con ilustraciones a todo color que ocupan todo el espacio y se funden con el texto, lo que le da mucha vida al libro. Además el estilo de las imágenes es muy alocado y colorista, perfecto para este argumento tan absurdo y complementa perfectamente las situaciones que nos cuenta la autora.
Con todo ello, puede que no se trate de un libro increíble, pero estoy seguro de que los más pequeños se reirán mucho con estos líos de narices. Que lo disfrutéis.

lunes, 15 de mayo de 2017

EL BUEN LOBITO



Texto e ilustraciones: Nadia Shireen
Editorial: Cubilete

Argumento
Érase una vez un Buen Lobito que era amigo de la abuelita. El Buen Lobito se portaba genial, trataba bien a sus amigos y se acababa siempre las verduras. No podía creer que existiesen los lobos malos hasta que un día se tropezó con uno. ¿Por qué no podía ver el lobo malo que él era igual de lobo aunque fuese bueno?

Valoración
Pero que tierno es este lobito. Su optimismo es contagioso y nos reiremos un montón viendo como intenta demostrarle al lobo malo que él también sabe hacer cosas de lobos, como aullarle a la luna o derribar casitas de cerditos. Si consigue convencerle o no deberéis descubrirlo vosotros mismos, pero solo os digo que el final es sorprendente y a los niños, en contra de lo que pensaríamos, les encanta.
El argumento sencillo está muy bien narrado e integrado con las imágenes, siendo complementarios entre sí. El Buen Lobito inspira ese sentimiento de bondad que hace que enseguida conectemos con él y nos sentamos identificados. Además, el antagonista en forma del lobo feroz es tan habitual en la literatura para niños que les encantará ver otra faceta del personaje.


Las ilustraciones, como ya mencioné, son complementarias del texto y reflejan la parte más divertida de la historia. Se trata de ilustraciones con colores bastante sobrios y sin contornos negros, lo que hace que las figuras se suavicen. Los animales que aparecen son bastante rechonchos y simpáticos y la estética de los humanos me recuerda a los personajes de South Park, ya que tienen grandes cabezas sin cuello y ojos grandes y redondos con puntitos negros por pupilas.
De modo que si queréis reíros un rato y ayudar a cambiar el estereotipo de los lobos, os recomiendo encarecidamente que os hagáis con este título, perfecto para niños de 4 a 7 años y útil tanto para lectura individual como para contar a un grupo. Que lo disfrutéis.