lunes, 15 de mayo de 2017

EL BUEN LOBITO



Texto e ilustraciones: Nadia Shireen
Editorial: Cubilete

Argumento
Érase una vez un Buen Lobito que era amigo de la abuelita. El Buen Lobito se portaba genial, trataba bien a sus amigos y se acababa siempre las verduras. No podía creer que existiesen los lobos malos hasta que un día se tropezó con uno. ¿Por qué no podía ver el lobo malo que él era igual de lobo aunque fuese bueno?

Valoración
Pero que tierno es este lobito. Su optimismo es contagioso y nos reiremos un montón viendo como intenta demostrarle al lobo malo que él también sabe hacer cosas de lobos, como aullarle a la luna o derribar casitas de cerditos. Si consigue convencerle o no deberéis descubrirlo vosotros mismos, pero solo os digo que el final es sorprendente y a los niños, en contra de lo que pensaríamos, les encanta.
El argumento sencillo está muy bien narrado e integrado con las imágenes, siendo complementarios entre sí. El Buen Lobito inspira ese sentimiento de bondad que hace que enseguida conectemos con él y nos sentamos identificados. Además, el antagonista en forma del lobo feroz es tan habitual en la literatura para niños que les encantará ver otra faceta del personaje.


Las ilustraciones, como ya mencioné, son complementarias del texto y reflejan la parte más divertida de la historia. Se trata de ilustraciones con colores bastante sobrios y sin contornos negros, lo que hace que las figuras se suavicen. Los animales que aparecen son bastante rechonchos y simpáticos y la estética de los humanos me recuerda a los personajes de South Park, ya que tienen grandes cabezas sin cuello y ojos grandes y redondos con puntitos negros por pupilas.
De modo que si queréis reíros un rato y ayudar a cambiar el estereotipo de los lobos, os recomiendo encarecidamente que os hagáis con este título, perfecto para niños de 4 a 7 años y útil tanto para lectura individual como para contar a un grupo. Que lo disfrutéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario